Reportaje a Nicolas Cage sobre su nueva película basada en las contradicciones de la era digital

Martes 18 de Junio de 2024
Edición Nº 2099


28 11 2023

Cine

Reportaje a Nicolas Cage sobre su nueva película basada en las contradicciones de la era digital

MARAH EAKINCULTURA27 DE NOVIEMBRE DE 2023 Nicolas Cage entre memes, mitos y la IA como nueva pesadilla Su nueva película, Dream Scenario, investiga las trampas de la fama y lo que ocurre cuando la notoriedad se vuelve más grande que la propia persona, algo que Cage entiende bien. Entrevista publicada en Wired

Nicolas Cage sabe que es un meme. Y eso no le hace ninguna gracia. Después de cometer el error de buscarse a sí mismo en Google hace unos años, el carismático actor descubrió que sus grandes actuaciones en pantalla se habían traducido en contenidos de un solo fotograma y compilaciones, tomados (como todos los memes) fuera de contexto, reproducidos por “el LOL” y de una manera que, francamente, hace que Cage parezca un graduado de la escuela Jim Carrey de actores con cara de goma.

"Algo así como 'Nick Cage loses his shit', en el que recogen fragmentos de diferentes películas que he hecho a lo largo de los años", comenta, "entiendo que todo se hace para reírse, y en ese contexto es divertido, pero al mismo tiempo, no se tiene en cuenta cómo ha llegado el personaje hasta ahí. No hay un primer acto, no hay un segundo acto".

Según Cage, no se dedicó al cine por eso. En los años 80, cuando aparecía en Fast Times at Ridgemont High y como protagonista romántico en Valley Girl, no había internet, ni nadie que lo convirtiera en una plantilla de TikTok. "Así que, a medida que he visto cómo estos memes crecían exponencialmente y se convertían en camisetas y en 'You Don't Say!' [otro meme] y todas esas cosas", dice Cage, "simplemente he pensado: 'Guau, no sé cómo debería sentirme al respecto', porque me ha dejado algo frustrado y confuso".

Esa es parte de la razón por la que Cage firmó para hacer su última película, el drama de A24, Dream Scenario, en el que interpreta a Paul Matthews, un oprimido profesor universitario que de repente empieza a aparecer en los sueños de millones de personas de todo el mundo. Dirigida por Kristoffer Borgli, de Sick of Myself, la película es una mirada inteligente a las trampas de la fama instantánea y a lo que parece cuando la notoriedad de alguien se convierte en algo más grande de lo que podría ser él mismo, algo de lo que Cage, que de hecho cambió su nombre y se inclinó por un personaje más rimbombante al principio de su carrera, algo sabe.

Con motivo del estreno de Dream Scenario, WIRED habló con Cage sobre su actual memificación, su aversión a las redes sociales y por qué se va a asegurar de que nadie pueda crear un Nick Cage generado por inteligencia artificial cuando él se vaya de este mundo.

WIRED: A lo largo de la película, Paul se debate entre quién cree que es y quién cree el mundo que es, y cómo eso cambia constantemente a su alrededor. ¿Es algo con lo que has tenido que lidiar a lo largo de tu carrera en términos de "Nick Cage, actor de Hollywood" frente a "Nicolas Coppola, padre y ser humano"?

Nicolas Cage: Mucho. En una entrevista que Kristoffer concedió a Variety, mencionó la palabra "egregor", que no mucha gente conoce.

Yo no la conozco. ¿Qué es?

Es como un canal de conciencia, o inconsciencia, en el que la gente empieza a pensar en una entidad, y la hacen crecer de tal forma que todos piensan colectivamente en la entidad de una determinada manera. Puede llevar a cosas como mitos o leyendas, pero también puede llevar a cosas que son dolorosas y poco atractivas e involuntariamente humorísticas. De todos modos, creo que lo que quería decir es que mi personaje de Nick Cage ha superado al hombre que soy.

¿En qué sentido?

Lo digo sin ningún tipo de queja, pero a veces he tenido una experiencia objetiva en la que me he preguntado: "¿Qué es lo que la gente piensa realmente de mí?" Vivo mi vida y, como cualquier otra persona, he cometido errores, pero haces cosas o haces ciertas películas y eso se convierte en tu percepción, en que eres el loco. Ese no soy yo en absoluto. Vivo mi vida en casa con mi mujer y mi hija, y veo CNN, leo un libro o veo una película. Pero hay otro Nick Cage que es esa persona que algunos, no todos, quieren que yo sea, y es una especie de salvaje.

¿Crees que eso viene de los personajes que eliges, o es algo que la gente ha proyectado en ti?

En cierto modo, es culpa mía, porque empecé muy joven y quería crear un mito, una percepción o un personaje, y aparecer en el mapa haciendo mucho ruido, pero creció más de lo que había previsto.

En la película, Paul quiere que la gente lo vea como lo que él cree que es, y no como un tipo que no hace nada, que enseña a estudiantes aburridos de primer año y se escabulle entre sueños. ¿Cómo has navegado por tu recepción a lo largo de los años? ¿Tener solo cierto control es algo con lo que has tenido que llegar a un acuerdo?

Lo que ocurre es que, si lo haces durante el tiempo suficiente, llegas a alegrarte de verdad de seguir aquí. Es decir, voy a cumplir 60 años dentro de un mes y he conseguido hacer Dream Scenario, he conseguido hacer Pig, y eso era importante para mí, porque quería llegar a un punto en el que mi experiencia vital personal pudiera aplicarse a la obra de tal manera que se pusiera en marcha y fuera algo con lo que sintiera que podía ser feliz, o que me diera cuenta de que la obra era cada vez más veraz.

Antes, quería intentar algo que estuviera fuera de la obsesión ad infinitum de los años 70 por el naturalismo en la interpretación cinematográfica, así que pensé: "bueno, vamos a intentar recuperar el expresionismo alemán. Pero con Pig y con Dream Scenario, he podido volver atrás y pintar algo muy sencillo, tranquilo y natural, porque yo también sé hacer eso.

Cierto

Lo que quiero decir es que la percepción ha sido en gran medida que soy operístico o "exagerado", que son palabras que no soporto porque, para mí, no hay exageración. Todo lo que hago tiene una base emocional.

En entrevistas recientes, has hablado de tu cameo como Superman en The Flash, que rodaste con una serie de instrucciones e intenciones y que, a pesar de las imágenes creadas por computadora (CGI), se convirtió en otra cosa en la pantalla. También has hablado del uso de la inteligencia artificial en Hollywood, que has calificado de "inhumano". ¿En qué punto se encuentra ahora en cuanto al uso que se puede hacer de tu imagen? ¿Dónde está el límite en términos de: "De acuerdo, puedes hacerme una CGI si hemos llegado a un acuerdo, pero por favor, no hagas una película entera protagonizada por Nicolas Cage de la que no sé nada", o donde quiera que llegues?

Lo has dicho perfectamente: "Hemos llegado a un acuerdo". Ese es el eje. Hay un acuerdo y un entendimiento mutuo y un contrato al que has llegado conociendo a ambas partes y sabiendo muy bien en qué nos estamos metiendo.

No estoy diciendo que usaron IA en lo de Superman. Tal vez lo hicieron, no lo sé. Tal vez fuera solo CGI, pero fuera lo que fuera, eso no es lo que hice en el set. Por mucho que quiera a Andy [Muschietti, el director] y a Barbara [Muschietti, la productora], y creo que son geniales, no es lo que me dijeron que hiciera en el plató.

¿Y tus interpretaciones en otras películas?

Veamos el final del juego. Si me muero y los estudios toman a Stanley Goodspeed [de The Rock] o a Cameron Poe [de Con Air] o a Frank Pierce [de Bringing Out The Dead] o a Peter Loew [de Vampire's Kiss], a Randy [de Valley Girl] o a Memphis Raines [de Gone In 60 Seconds...] Memphis Raines y simplemente lo vuelcan en una computadora, y la computadora dice: "Vale, vamos a escupir este guion, y vamos a poner esa imagen aquí y que hagan eso..." Primero: No tengo control sobre lo que hacen con mi imagen. Segundo: ¿Dónde está el corazón? Realmente creo que la gente va a saber que no hay latido en esos ojos. No hay latido en esa voz. No hay latido en ese sonido y en ese movimiento. No es natural, es un robot, y creo que eso da mucho miedo.

¿Qué hay de los momentos en los que se hacen acuerdos? ¿O hay acuerdos de ese tipo que tú harías?

Bueno, en primer lugar, permíteme decir que no quiero que nadie haga nada con mi imagen cuando ya no esté. Quienquiera que esté a cargo de mi patrimonio se asegurará de ello. Pero mientras viva, si llegamos a un acuerdo y quieren utilizar [mi imagen] como una forma de arte y yo puedo colaborar de algún modo con ello, quizá haya una conversación que mantener.

Claro. Hay alguna versión de la actuación de la IA que podría ser valiosa. Pero aún no sé cuál es el caso.

El uso más interesante de la IA sobre el que he leído, y aún no estoy del todo seguro de cómo funciona, es para comunicarse con otras especies. Hablaban de las ballenas y de cómo, si podemos introducir sus sonidos y correlacionarlos con sus acciones, la inteligencia artificial podría descifrar el código de su lenguaje y hablar con ellas. Eso era interesante. ¿Pero en términos de coger una obra de arte y apropiársela con un robot? Sí, eso no está bien en mi manual.

¿No quieres que la voz de John Wayne te dé indicaciones en Google Maps o algo así?

Eso es una pesadilla.

¿Tiene eso algo que ver con el motivo por el que no estás en las redes sociales? ¿Ese tipo de ruido interfiere en tu relación con el mundo?

La razón por la que no estoy en las redes sociales es muy simple. Soy un romántico y siento un gran cariño por las estrellas de cine de la Edad de Oro en las que me inspiré. Así que creo que, en cierto modo, intento mantener esa estética de estrella de cine de la Edad de Oro. No demasiado acceso, tal vez un programa de entrevistas ocasional o una entrevista como la que estamos haciendo, pero no estar tuiteando cada cinco segundos. Para mí, hemos perdido todo el misterio, y francamente creo que es aburrido.

Es un buen argumento. Puede que ya no nos gustara Gene Kelly si supiéramos lo que piensa de cada pequeña cosa.

¡Quieres tener algo con lo que soñar! No quieres saber demasiado sobre la persona que vas a ver en la película.

¿Qué te motiva profesionalmente en estos momentos?

Lo que quiero es intentar seguir en esta senda de proyectos como Pig y Dream Scenario, en los que los guiones empiezan a ir a toda velocidad y las interpretaciones a deslizarse, porque es más personal y parece más veraz. Tomo experiencias vitales y las aplico a los personajes, así que quiero seguir por ese camino. Quiero que el público sienta que está en un secreto conmigo y que tenemos una conexión privada. Yo nunca te he conocido y tú nunca me has conocido, pero en esa actuación, estás dentro de ese secreto.

Has mencionado que estás a punto de cumplir 60 años. ¿Piensas en tu legado?

¿Sabes una cosa? Ha sido una buena entrevista porque tú y yo hemos hablado de muchas cosas que son muy reales y que me rondan por la cabeza. Hablamos de la persona, hablamos del egregor que puede haberse construido que no soy necesariamente yo o quien era entonces pero que no soy ahora, y todo eso es conversación sobre el legado.

Así es

En última instancia, creo que tu legado son tus hijos y si fuiste la persona que querías ser. Sigo intentando acercarme a eso. Intento pasar más tiempo con mi familia. Me pregunto: "¿Estoy leyendo suficientes libros? ¿Paso suficiente tiempo con mis hijos?" En todo eso consiste realmente el legado, y el resto, como descubrió Paul Matthews, escapa bastante a mi control. La gente va a tomar lo que va a tomar, y no quiero obsesionarme demasiado con eso.

Artículo originalmente publicado en WIRED UK. Adaptado por Mauricio Serfatty Godoy.

Newsletter

Suscribite a nuestro NewsLetter y recibí todas las noticias en tu mail

Notas destacadas